El plan de marketing digital: análisis del entorno (I)

El plan de marketing digital: análisis del entorno (I)

Como primer paso en el plan de comunicación digital, se debe hacer un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) de la empresa, con el objetivo de determinar aquellos puntos débiles que se podrían mejorar y los puntos fuertes que se pueden aprovechar, además de las posibles oportunidades que ofrece el mercado y las amenazas del entorno, general y especifico.

El análisis del entorno competitivo se puede llevar a cabo siguiendo el modelo de las 5 fuerzas de Porter, las cuales son:

1. La intensidad de la competencia actual. Hace referencia a los competidores existentes en un mercado o industria en un momento determinado. La intensidad de la competencia actual se puede determinar en función de los siguientes factores:

  • La concentración o fragmentación de la industria (la competencia es menor en las primeras).
  • El ritmo de crecimiento. Pueden ser industrias emergentes, en crecimiento, maduras o en declive. A medida que se acercan a la madurez, la competencia va en aumento.
  • Estructuras de costes. Si el peso de los costes fijos es superior a los variables, las empresas se ven obligadas a intentar reducir sus costes medios.
  • El nivel de diferenciación de los productos. Si en una industria o mercado los productos están muy diferenciados, la competencia y su intensidad se reduce, pues los clientes ya están fidelizados.
  • Capacidad productiva instalada. Si las empresas tienen una alta capacidad productiva, se da un desajuste entre la oferta y la demanda. Cuanto esto ocurre, las empresas tienen que dar salida a grandes volúmenes de producción.
  • Diversidad de competidores. Si entre la competencia existen grandes diferencias, será más difícil establecer unos estándares.

 2. Competidores potenciales. Son las posibles empresas que pueden entrar en el mercado o la industria. Cuanto más atractivo presente, mayores serán las posibilidades de que entren nuevos competidores. Estos se encontrarán con barreras de entrada (como las economías de escala, ventajas en costes, necesidades de capital inicial o acceso a los canales de distribución, entre otras). Además, tendrán que tener en cuenta la reacción de las empresas ya instaladas.

3. Productos sustitutivos. Son aquellos productos que satisfacen las mismas necesidades de los consumidores. Son productos sustitutivos todos aquellos que realizan unas mismas funciones de cara al cliente. Si en una industria hay productos sustitutivos, esta tendrá menos atractivo, pues las empresas tendrán que diferenciarse en otras características como el precio, la calidad o servicios adicionales.  

4 y 5. Poder negociador de los proveedores y de los clientes. Este poder está determinado por la capacidad que tienen tanto proveedores como clientes de fijar sus condiciones en las transacciones con las empresas. Es un factor importante de cara a la rentabilidad, pues en función del poder negociador, se obtendrán más o menos beneficios.

A la hora de realizar un plan de comunicación digital, también hay que llevar a cabo un análisis de la situación de la empresa y de la competencia en el ámbito online, como su presencia en RRSS, el número de seguidores, la frecuencia de publicación, la interacción con los usuarios, el alcance, la existencia o no de estrategia de marketing de contenidos o posicionamiento orgánico.

En breves te contaré el siguiente paso en el plan de comunicación online: la fijación de objetivo. ¡No te lo pierdas!

Deja un comentario